INICIO

Memorias de las Jornadas Nacionales de Investigadores en Comunicación

Nro. 16

Año: 2012

XVI Jornadas Nacionales de Investigadores en Comunicación. “Transformaciones de lo público entre la diversidad y la desigualdad”

 

Sede: Facultad de Ciencias de la Educación - Universidad Católica de Santiago del Estero. Argentina.

 

Modelo Para Armar: Estrategia comunicacional de Cristina Fernández de cara a las elecciones de 2011

 

Área:

Palabras claves: Propaganda, Discurso, Persuasión.

Autor: Fernández, Paola – Furlano, Jésica

Universidad de Pertenencia: UNQ

Contacto: fernandezp28@gmail.com - jesica_furlano@

 

En términos de M.Foucault, el discurso es una práctica social. Así, la producción de cualquier
discurso conlleva una intencionalidad (manifiesta o no) por parte del emisor.
En el presente trabajo de investigación proponemos analizar la construcción y reconstrucción
de la imagen de Cristina Fernández a través de la comunicación y de la propaganda política,
desde 2009 (año de la Resolución 125) hasta 2011 (año de su reelección).
Podemos afirmar que la propaganda es la contracara de la presión ejercida por la fuerza
militar (Chomsky, 1988). Y es a través de la persuasión de la propaganda que se construye
legitimación en los gobiernos democráticos.
Para tal fin, tomaremos la construcción negativa impulsada por los medios hegemónicos y
cómo el gobierno se contrapuso a esta imagen, mediante lo que Chomsky llama “la
construcción de un monstruo” (Chomsky, 1988). Por lo cual, nuestro objetivo será identificar
cuáles fueron los mecanismos utilizados para la construcción de una imagen positiva de
Cristina Fernández.
El recorrido nos llevará a sistematizar los elementos que conforman la construcción y
revalorización de la imagen presidencial (y del equipo político que la rodea). Retomaremos
algunos elementos identificados con los aparatos publicitarios totalitarios, tomándolos como
referencia a la hora de construir una estrategia de propaganda política.
En este sentido, reafirmamos que la propaganda o publicidad política no es buena ni mala,
sólo busca persuadir. El nivel de esta persuasión será lo que defina su efectividad, algo que al
proyecto político del Frente para la Victoria le valió la continuidad.

 

Deacargar ponencia (PDF)